Teresa Gutiérrez, observadora en la #COP26: Necesitamos un cambio de mentalidad

Teresa Gutiérrez, observadora en la #COP26: Necesitamos un cambio de mentalidad
Teresa Gutiérrez, secretaria general de la Juventud Estudiante Católica (JEC), ha participado en la 26ª Conferencia de la Partes sobre Cambio Climático (#COP26) convocada por las Naciones Unidas. Antes de partir hacia Glasgow escribió para Vida Nueva que “la juventud está llamada a marcar el cambio… también en la COP26″. En el día que se clausura la cumbre, comparte con Noticias Obreras sus sensaciones y perspectivas más inmediatas.

¿Qué objetivos tenía tu presencia y participación en la COP26?

Lo primero que me movió fue la curiosidad. Nos convocaron desde la Juventud Estudiante Católica Internacional (JECI) y después de consultarlo con mi equipo, pensé, ¿por qué no?.

La verdad es que me había quedado con las ganas de vivir una COP después de no haber podido asistir a la que se celebró en Madrid en 2019 y me apetecía aprovechar la oportunidad que me ofrecían de representar a la JEC de Europa en Glasgow. Asistí como observadora, así que lo que hice básicamente fue participar en los eventos en los que me fue posible y tratar de empaparme de las realidades que hay ahora mismo en el mundo sufriendo la crisis climática y luchando contra ella.

¿Habían otras organizaciones de inspiración católica?

La verdad es que ha habido bastante movimiento de entidades. Hemos tenido eventos específicos para entidades católicas y nos hemos coordinado también para la marcha. Hay ciertas realidades que siempre están presentes en todo lo que tenga que ver con la ecología, como los franciscanos. Había varias congregaciones y movimientos presentes y eso fue muy emocionante.

¿Vienes satisfecha o, por el contrario, aumentan tus preocupaciones?

La cumbre ha despertado en mí sentimientos encontrados. Por un lado ha sido una recarga de energía el coincidir con tanta gente de tantos lugares comprometida con el cambio, sobre todo joven. Sin embargo, no puedo evitar sentir algo de desesperanza al ver que algunos gobiernos aún siguen pensando que no va con ellos. Incluso los que están tomando medidas, parece que no son suficientes.

En esta cumbre se ha hecho mucha insistencia sobre todo en reducir la huella de carbono, en no sobrepasar la temperatura de 1,5 ºC por encima de la que había en la era preindustrial, y este objetivo es imposible que se consiga por separado. Necesitamos políticas que lo permitan. Y si los países que más CO2 emiten no son capaces de comprometerse, por mucho que haga el resto, el problema va a seguir ahí.

Si los países que más CO2 emiten no son capaces de comprometerse, por mucho que haga el resto, el problema va a seguir ahí.

En alguna ocasión he tenido la sensación de estar en una feria de empresas compitiendo por ver cuál es más verde, y se ve claramente que esto es un síntoma de que seguimos basando la resolución de problemas de sostenibilidad en un sistema económico y de consumo que no es sostenible ni justo. También se da demasiada importancia al reciclaje pensando que así solucionamos todos los problemas, cuando lo mejor es que reduzcamos nuestro consumo en general, que no haga falta reciclar tanto porque no usamos tanto. Aún no somos conscientes de esto.

También puedes leer —  De cumbre en cumbre (no siempre ascendiendo)

¿Por qué es importante que cada uno de nosotros nos comprometernos en la lucha contra el cambio climático?

Que los gobiernos tengan mucha responsabilidad tampoco quiere decir que tengamos que desentendernos. Una sola persona comprometida tiene posibilidad de influir en muchas otras, por lo que también es importante que tomemos conciencia y nos vayamos poniendo pequeños objetivos para ser más sostenibles, cada persona desde donde pueda. A mí me gusta mucho pensar en los actos en cadena: cambiar un hábito de forma que eso provoque un cambio en otras personas. También hay que tener mucho cuidado con lo de la sostenibilidad “por moda”. Al final lo más efectivo es volver, en la medida de lo posible, a las costumbres de nuestros antepasados, no nos hace falta descubrir ni inventar nada sino volver a lo que funcionaba, en cuanto a bienes materiales.

Es importante que tomemos conciencia y nos vayamos poniendo objetivos para ser más sostenibles

Aunque también deberíamos ser conscientes de que no todo se consigue con el cuidado de lo material, y que un cambio de mentalidad también es poderoso. Si leemos Laudato si’, ya tenemos muchos tips [recomendaciones] que sacar de ahí.

Las comunidades indígenas nos dan también muchas claves para cuidar la Casa Común. Me llamó especialmente la atención en Glasgow enterarme de la cantidad de iniciativas que moviliza la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), la actitud constructiva que tienen y cómo bajan a sus territorios propuestas que en principio ni siquiera están identificadas con ellas, de la cosmovisión que tienen de la Amazonía y del mundo. Verdaderamente son conscientes de que los recursos de los que disponemos y el suelo que pisamos no son algo a poseer, sino un regalo a cuidar. Necesitamos escuchar más a esta gente atentamente y con el corazón, y dejar de lado nuestros egos. Es importante que nos comprometamos como humanidad, porque es nuestro hogar el que está en juego.

Las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica son conscientes de que los recursos de los que disponemos y el suelo que pisamos no son algo a poseer, sino un regalo a cuidar

¿Qué podemos seguir haciendo cuando se apaguen los focos de la cumbre?

Por mi parte, voy a seguir intentando actuar con la mejor actitud posible, pero ahora con un pelín más de conocimiento del exterior y con muchas más preguntas. La mejor forma de evangelizar es con las acciones, y dar ejemplo sobre cómo cuidamos nuestra propia casa también es evangelizar. No hay una fórmula mágica para hacer esto posible. Es trabajo, y más trabajo, todos los días. En nuestro caso –el de la JEC– nuestra herramienta más poderosa es transformar nuestros ambientes estudiantiles. Por lo que intentaré mantener viva la llama del compromiso al cuidado, y tratando de visibilizar el Movimiento Laudato si’. De modo colectivo, seguiremos luchando por la justicia climática y denunciando las injusticias. Eso siempre hay que seguir haciéndolo.

 

One thought on “Teresa Gutiérrez, observadora en la #COP26: Necesitamos un cambio de mentalidad

Comments are closed.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?