Jóvenes obreros cristianos denuncian el individualismo y la precariedad laboral que ofrece este sistema

Jóvenes obreros cristianos denuncian el individualismo y la precariedad laboral que ofrece este sistema
“Nuestro trabajo y nuestra vida son una llamada, una vocación que nos hace Dios a realizar su proyecto de justicia en favor de las personas más empobrecidas”, y así continuar juntos y juntas el proyecto de la Juventud Obrera Cristiana (JOC), fundado por el cardenal Joseph Cardijn, hace casi un siglo, para reafirmar que “una joven trabajadora vale más que todo el oro del mundo, porque es hija de Dios”.

Con una manifestación a ritmo de batucada por las calles de Alicante y una celebración eucarística en la concatedral de san Nicolás, concluyen los trabajos del 49º Consejo General de la Juventud Obrera Cristiana. Durante cinco días, más de 120 jóvenes en representación de 15 diócesis de todo el país, han dialogado sobre las prioridades y los compromisos para los próximos tres años de este movimiento de jóvenes trabajadores cristianos, con el “objetivo de actualizar cómo nos situamos y cómo nos sentimos clase obrera, ya que, como nos decía Mons. Algora, ‘donde hay balcones con ropa tendida, hay clase obrera'”, apuntan en el manifiesto final.

Sistema individualista

En el texto final del consejo, describen que el alejamiento de muchos jóvenes de las organizaciones sindicales y de la participación social y política, es consecuencia “de un sistema que nos individualiza, nos roba y destruye las herramientas de organización colectiva”.

Iglesia en salida y cercana

En este sentido, se comprometen a profundizar en la acción sociopolítica y sindical, siendo “Iglesia en salida, con una mirada creyente que nos impulse y nos acerque a la vida de los jóvenes de clase obrera desde los valores del Evangelio, a través de la acción transformadora que responda a las necesidades de cada joven de nuestros ambientes”.

También puedes leer —  Maru Megina a la JOC: "Los jóvenes del mundo obrero y la Iglesia os necesitan"
Foto | @alfredo_losada, vía Twitter

Anunciar el reino…, en la precariedad

Del mismo modo, denuncian “las situaciones de injusticia que la juventud vive hoy en día: incertidumbre, precariedad laboral, dificultad de pertenecer a una comunidad…”. En estas realidades, se comprometen a “anunciar el Reino de Dios”, generando “espacios de encuentro” junto con otras entidades, y utilizando los medios de comunicación de los que disponen.

Conciencia obrera

Este movimiento de jóvenes trabajadores cristianos valoran “la importancia de reconocernos y reconocer en los jóvenes su identidad obrera, acompañándolos en el proceso de descubrimiento de esta conciencia que nos impulsa a la organización colectiva. Por ello, nos proponemos ofrecer herramientas a los jóvenes que favorezcan e impulsen la conciencia obrera”, señalan.

 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?