Levantaos, se acerca vuestra liberación

Levantaos, se acerca vuestra liberación
Foto | Jan Antonin Kolar (Unsplash)
La celebración del Adviento es una invitación a mirar con esperanza el futuro de nuestra humanidad amenazada por el cambio climático según lo denuncian los informes de muchos científicos.

Ya vivimos afectados por la COVID-19, que ha causado la enfermedad y la muerte de tantas personas, y somos también conscientes de la pobreza que oprime a gran parte de la humanidad, agravada y extendida ahora por la pandemia.

En esta situación inquietante que estamos viviendo, la liturgia de estos domingos de Adviento aumenta nuestra preocupación cuando nos advierte que «habrá señales en el sol, en la luna y las estrellas». Menos mal que nos anima: «Cobrad ánimo y levantad la cabeza porque se acerca vuestra liberación». Pero la sensación que nos invade es que, lo que se acerca, no es nuestra liberación sino nuestra destrucción.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí

 

También puedes leer —  Democracias en el siglo XXI
Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?