21.000 migrantes llegan a Canarias en 2021 buscando una vida digna

21.000 migrantes llegan a Canarias en 2021 buscando una vida digna
FOTO | Peter-Schatzer, vía OIM
Las muertes en el mar de inmigrantes que buscan llegar a las islas bate su récord histórico en 2021. Quince organizaciones acogen, conciencian y denuncian situaciones injustas con migrantes

Acabó 2021 como lo hizo 2020: con casi el mismo número de personas migrantes que llegan a Canarias jugándose la vida en búsqueda de unas condiciones mejores para sí mismas y para sus familiares que dejaron en diferentes países africanos. Cerca de 22.000 migrantes llegaron a las costas de las Islas Canarias en más de 500 cayucos, pateras o lanchas, algo menos que las 23.000 transportadas en 620 barcazas de 2020. Por el camino perdieron la vida el año pasado, que se sepa, más de 1.000 personas. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), de esas pérdidas 80 eran menores y 214 mujeres.

La cifra de 937 muertes registradas en la ruta a Canarias supera con creces las 877 registradas en 2020. Se mantiene así la tendencia al alza que registra esta estadística desde que la OIM recoge estos datos. En 2014, se contabilizaron 29 muertes y en 2015 un total de 82. Un año más tarde la organización contabilizó hasta 169, una cifra que en bajó hasta las 42, para volver a subir en 2019 hasta las 202. Tal y como determinan los datos recogidos en el informe, la mayor mortalidad de esta ruta se ha registrado en dos de los meses del verano. Así, el 68% lo han hecho en los meses de junio (258) y agosto (380), siendo el mes de mayo el que menos víctimas de ha cobrado en esta ruta, con dos muertos.

Llegan a todas las islas, menos a La Palma por estar más alejada de África. Hasta el 10 de noviembre el 41% arribaron a Gran Canaria; a Fuerteventura y a Lanzarote, el 21% cada una; el 8% a Tenerife, el 7% a El Hierro y el 1% a La Gomera. Tres de cada cuatro proceden de Marruecos y el Sáhara Occidental y el 23,5 de Mauritania, pero también llegan de Senegal y Gambia. El 34% son marroquíes, el 12% de Malí; el 4,5% de Senegal y el 4% de Guinea. El 14,8% son mujeres, 9,5 puntos más que en 2020 y menores el 15% similar a los llegados en 2020. Se dan casos de llegadas masivas como el del 21 de noviembre 400 migrantes en 10 pateras. O el del fin de semana del fin de año y principios de 2021 con 300 personas.

Aunque en 2020, sobre todo en los meses de octubre y noviembre, las llegadas fueron masivas con escenas dantescas en el muelle grancanario de Arguineguín, por interés de Marruecos, y su instalación en campamentos hechos para la ocasión o en centros militares, en 2021 los migrantes han ido arribando a las costas de modo distendido. El cierre de fronteras de países de la Unión Europea y la falta de derivaciones hacia la Península en 2020 hicieron que los migrantes vivieran en situaciones inhumanas, denunciadas por las ONG e incluso por el Diputado del Común.

La apertura de fronteras o la reducción de controles hace que muchos migrantes se trasladen a la Península. Sin embargo, los centros autonómicos acogen a más de 2.500 menores, no logrando el Gobierno canario que haya una verdadera solidaridad por parte de las otras comunidades autonómicas de España para que asuman también parte de la acogida. Actualmente, en el archipiélago continúan 2.700 personas en los centros del Plan Canarias y alrededor de 500 en otros recursos previos a su puesta en marcha, según datos facilitados por la Delegación del Gobierno. Esto supone una ocupación del 38,5% a pesar del repunte de los últimos meses, lo que indica notables cambios con respecto a la saturación de principios de año.

Otras migraciones

En cualquier caso, el archipiélago crece poblacionalmente porque sigue recibiendo un volumen importante de población extranjera por vía aérea o marítima. Y no hay que mirar hacia África ni a quienes vienen en pateras o cayucos, pues esos acaban mayoritariamente siendo devueltos a los lugares de donde partieron o derivados a la Península y de ahí al resto de Europa: de los 292.542 extranjeros de 2020 –según datos del Instituto Canario de Estadística–, casi la mitad (134.837) son de países comunitarios, seguidos de los procedentes de América (84.660, en su gran mayoría sudamericanos), mientras que los africanos son solo 26.579.

Por países, Italia es a día de hoy el país que más emigrantes envía a las islas, con unos registros en los últimos años sencillamente espectaculares: eran 3.473 en 2002 y fueron 40.492 los italianos registrados en Canarias en 2020. Es a mitad de la primera década del presente siglo cuando el crecimiento empieza a ser exponencial: 7.823 en 2004; 15.459 en 2008; 20.934 en el año 2012 y 28.536 en 2016.

También puedes leer —  Refugio

La comunidad venezolana es la segunda en cantidad, con un crecimiento que se mantiene imparable a medida que empeora la situación política, económica y social en un país que durante décadas fue lugar de acogida para emigrantes canarios. En el año 2000 había en las islas 4.379 venezolanos y en 2020 eran 23.805. En el caso de los marroquíes, han pasado de 4.180 a comienzos del presente siglo a 16.444 en 2020, seguidos de los 16.322 colombianos (eran 1.393 en 2000) y los 15.769 cubanos (3.986 en el año 2000). Varias ONG o plataformas se plantean también la realidad de muchos y muchas migrantes latinoamericanas, dedicadas a la atención domiciliaria bastantes veces de forma irregular.

Solidaridades

Frente a los desamparos de migrantes, las entidades solidarias y voluntariado canario reclaman una política coordinada entre las autoridades locales, insulares, regionales y nacionales que respete sus derechos. «Todas ellas tienen derecho a ingresar en centros en los que se garanticen la orientación legal, laboral y la atención sanitaria y psicológica requeridas, así como la enseñanza del español para poder enfrentar los desafíos derivados de su condición», defienden.

Así el Día Internacional de las Personas Migrantes lo estableció la ONU el 18 de diciembre como oportunidad para reflexionar sobre la situación de las personas migrantes y proponer acciones para garantizar sus derechos. Tanto ese día como otras efemérides hacen que plataformas y ONG las aprovechen para concienciar y denunciar los tratos injustos que reciben, además de propiciar la acogida y la inserción en la medida de sus posibilidades.

Por mencionar algunas acciones realizadas por colectivos el pasado mes de diciembre, la Red Canaria por los Derechos de las Personas Migrantes realizó el 18 de diciembre una “Marcha por la Vida y la Memoria”. Además, hacen concentraciones los jueves, frente a la Delegación del gobierno, cuando ha habido muertes en el mar. La plataforma Somos Red, creada en 2020, realiza asistencia directa, con entrega de alimentos diariamente y ayuda en las gestiones administrativas y jurídicas.

Asimismo, la Fundación MAIN de las Salesianas disponen de programas de inserción laboral (CEMAIN), de clases de español y competencias básicas (Boscoeduca) y asistencia en pisos para extutelados. También el colectivo Acogida digna de la parroquia de Arguineguín realiza asistencia, clases de español, gestiones administrativas, y se implicó en la puesta en marcha de la Fundación “Mamá Äfrica”.

Las Oblatas Seglares trabajan en el proyecto Trata de Mujeres migrantes; la asociación Almogarén de Las Rehoyas tienen pisos de acogida y de reinserción laboral para migrantes excarcelados. Entreculturas organizan encuentros de Hospitalidad, aunque el último se suspendió por medidas sanitarias.

Acciones similares realizan el Centro de Balos de las Hermanas del Sagrado Corazón con clases de español para extranjeros y asesoría legal; la Federación de Asociaciones Africanas de Canarias con acompañamiento, organización de seminarios, actos culturales; la Plataforma CIEs NO se reúne con la nueva jueza para el CIE; Médicos del Mundo asisten a personas migrantes en situación de calle. Grupos diocesanos de Solidaridad organizan círculos de silencio en diferentes plazas y el 30 de noviembre el II maratón online de cuentos solidarios.

Por último, el 18 de noviembre se hizo la 2ª feria de “La Chinita” Virgen de Chiquinquirá, además de encuentros mensuales en la parroquia del Cristo (Guanarteme), con la comunidad venezolana. Y el Centro Loyola y Patio de las Culturas celebró el 15 de diciembre su IV Congreso de ciudadanía Universal online. La labor de los colectivos, muchas veces coordinada, y también la de varias instituciones públicas han logrado que disminuya las reacciones xenófabas de 2020 y crezca la tolerancia y una mayor preocupación por las personas migrantes.

Como dijera recientemente el papa Francisco el comportamiento de los poderosos y de los humildes se repite en la historia. Así el papa identifica al esposo de María como “un migrante perseguido y valiente”. Y recordó que José vivó de primera mano la precariedad, el miedo y el dolor de tener que dejar su tierra”. Y trayendo su figura a la actualidad subrayó cómo “hoy, muchos de nuestros hermanos y muchas de nuestras hermanas se ven obligados a vivir la misma lucha y sufrimiento”. “La causa es casi siempre la arrogancia y la violencia de los poderosos. Esto también le sucedió a Jesús”, añadió el obispo de Roma. En tal sentido, pregunta a gobiernos y a la ciudadanía europea si ante los migrantes somos tiranos como Herodes o valiente como José.

 

One thought on “21.000 migrantes llegan a Canarias en 2021 buscando una vida digna

Comments are closed.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?