El insoportable verdor de la energía nuclear y el gas

El insoportable verdor de la energía nuclear y el gas
Foto | Lukáš Lehotský (unsplash)
La invasión y posterior guerra de Ucrania ha puesto de nuevo sobre la mesa informativa las energías, que ya lo estaban con la crisis climática y la imperiosa transición energética. Que parece que obra milagros, como el de teñir de verde el gas y la energía nuclear.

La Comisión Europea (CE) presentó el pasado 2 de febrero su propuesta final para que ambas energías aparezcan en la taxonomía («lista verde» para los amigos), un sistema con el que distingue las tecnologías sostenibles de las que no lo son para orientar las inversiones en la transición ecológica. Lo que viene a significar que la energía nuclear y el gas pasan a ser de color verde, atrayendo miles de millones de euros en inversiones privadas. Cierto es que se incluyen como «energías de transición», que las somete a determinadas condiciones pero, al menos durante un tiempo indeterminado, verdes serán consideradas.

La pregunta pertinente es:
más allá de los papeles,
¿son verdes o las están pintando?

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí

También puedes leer —  Acción Global por el Clima para actuar ahora
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?