fraternidad

¡No nos dejemos robar la esperanza!

El papa Francisco, al recordar las consecuencias sociales y personales que ha dejado la pandemia –el aumento del individualismo, la desigualdad, el empobrecimiento, la violencia entre países y hermanos– nos

Escuchar el clamor del pueblo

Nuestra dimensión internacional, nos hace tomar mayor conciencia de nuestra pertenencia a un proyecto más amplio, más allá del territorio diocesano, de lo local y nacional que nos sitúa en