Acción sindical en Zambia,
Europa e Italia

Acción sindical en Zambia, Europa e Italia

Zambia | Sindicato minero

El Sindicato Minero de Zambia (MUZ) ha logrado poner fin, a través de la negociación, a la cuarentena con motivo de la COVID-19, que duraba ya un mes, impuesta por la dirección de la empresa a los trabajadores de la mina Chambishi en el llamado «cinturón de cobre» del país. La empresa impuso a los mineros la permanencia en un campamento improvisado junto a la mina y les prohibió regresar a sus hogares bajo amenaza de despido.

Según los trabajadores y el sindicato, las condiciones en el campamento eran indecentes, «un insulto para la dignidad de los trabajadores», y la comida que se les proporcionaba muy pobre: «los mineros no deberían ser obligados bajo ninguna circunstancia a vivir en condiciones tan deplorables».

El sindicato ha logrado lo que más deseaban los trabajadores, poner fin al campamento y poder regresar a sus hogares con sus familias, así como que la empresa garantizara un transporte adecuado para desplazarse a la mina los diversos turnos de trabajo.

En la mina (que es propiedad mayoritaria de una empresa china junto otra del país) trabajan más de 2.500 mineros, de los que 1.450 son miembros del MUZ.

Europa | Salarios justos

Con motivo de la consulta sobre salarios mínimos planteada por la Comisión Europea, la Confederación Europea de Sindicatos (CES) ha reiterado la necesidad de una acción mucho más decidida, clara y concreta por parte de la Comisión para reparar el daño causado a los trabajadores por las políticas de la Unión Europea tras la crisis de 2008 y para hacer frente con justicia a la crisis actual. Porque, entre 2011 y 2018, la Comisión Europea hizo 50 recomendaciones específicas a países para suprimir el crecimiento salarial y otras 38 para reducir la seguridad laboral y los derechos de negociación de los trabajadores.

Los sindicatos europeos consideran imprescindibles políticas comunes para hacer frente a las grandes desigualdades salariales, avanzar mucho más hacia salarios mínimos justos e impulsar la negociación colectiva. Piden que la Comisión se comprometa claramente a garantizar que todos los Estados miembros aumenten sus salarios mínimos legales al menos hasta el 60% del salario medio. Y que se establezcan medidas concretas para apoyar la negociación colectiva. Por ejemplo, que se retire el acceso a contratos públicos y a cualquier tipo de ayuda a las empresas que se nieguen a negociar con los sindicatos.

Italia | Derechos de los trabajadores migrantes

La labor de los sindicatos ha logrado una decisión del Gobierno italiano muy importante para proteger los derechos, la salud y la seguridad de los trabajadores migrantes de la agricultura y otros sectores. El decreto «Recuperación de Italia» regulariza la situación de los trabajadores migrantes en el país y abre un camino hacia un permiso de residencia renovable de un año. La regularización puede producirse tanto a iniciativa de un empleador como de un trabajador. Los sindicatos ofrecen su asistencia y apoyo para ello.

Esta regularización se complementa con un aumento de las inspecciones de salud y de trabajo, medidas sobre las viviendas de los migrantes, y sanciones más severas para los empleadores y los contratistas laborales que incumplan las normas laborales.

La Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación (UITA) ha señalado que «la regularización de los trabajadores migrantes es un avance realmente importante para terminar con la explotación laboral y romper el poder de los mafiosos en la agricultura italiana y se produce tras una larga batalla de los sindicatos».