Los bonos del barrio del Lucero

Los bonos del barrio del Lucero
Las iniciativas vecinales siguen buscando respuestas adaptadas a las necesidades más urgentes. En el barrio madrileño de Lucero hemos pasado del reparto de las cestas a los «lucerobonos».

Personas muy diferentes y que no se conocían de antes, compartimos un mismo sentir hacia nuestro barrio y, ante una realidad tan cruda, como la que nos está tocando vivir; siguen alzando sus voces; y poniendo a disposición sus manos para poder ayudar en lo que puedan a sus vecinos y vecinas, manteniendo un intercambio de información y apoyo constante.

A pesar de las restricciones de movilidad y la gran extensión del barrio, tras la creación el 24 de marzo del Grupo de cuidados del Lucero, el interés por colaborar ha hecho que poco a poco se fueran sumando vecinos y vecinas al chat, hasta superar las 170 personas.

Rápidamente empezamos a poner cara a las necesidades: llamadas y mensajes continuos de personas de diversa condición y situación que requerían de nuestra ayuda, ya fuese para hacer la compra en comercios, recoger medicinas en las farmacias, realizar un traslado al hospital, organizar conciertos infantiles, pasear al perro, facilitar materiales escolares, hacer un trámite administrativo, facilitar guantes y/o mascarillas, pagar un recibo… o, simplemente, para escuchar una «voz amiga».

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí

También puedes leer —  "La Cañada es una indecencia construida entre todos, como fueron muchos barrios en los ochenta"
Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?