Trabajadores esenciales; Intoxicaciones por plaguicidas; y trueques indecentes

Trabajadores esenciales; Intoxicaciones por plaguicidas; y trueques indecentes

Trabajadoras y trabajadores de residencias de ancianos

Un informe sindical (centrado en lo ocurrido en Australia, Canadá, Estados Unidos, Irlanda y Reino Unido, aunque los sindicatos señalan que algo similar ha ocurrido en otros muchos países) documenta cómo las residencias de ancianos se han convertido con la pandemia en un lugar de trabajo muy peligroso. Los ancianos han sido muy golpeados por el virus, pero también lo han sido las trabajadoras y trabajadores. Hasta enero, solo en Estados Unidos se han contagiado 500.000 trabajadores y han muerto 1.385. En Reino Unido han muerto 469.

Esta situación tiene mucho que ver con el modelo de negocio privado que predomina en muchos países. Las trabajadoras y trabajadores sufren desde siempre malas condiciones de trabajo, con salarios bajos y a menudo sin protección sindical. La pandemia ha mostrado con claridad la precariedad que sufren muchas de estas trabajadoras y trabajadores de cuidados. Esa precariedad ha facilitado mucho los contagios.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí