Cuidar de la vida de los hombres y mujeres que trabajan

Cuidar de la vida de los hombres y mujeres que trabajan
Escucho las noticias. De nuevo un trabajador ha fallecido en su lugar de trabajo. Se trata de un marinero de Lekeitio de 50 años. Realizaba trabajos de apoyo a la plataforma «La Gaviota» de almacenamiento de gas frente a las costas de Bermeo. Pienso en su familia, sus compañeros, sus amigos, su dolor, tantos sueños truncados, tantas preguntas, cómo retomar ahora la vida cotidiana…

Al día siguiente, en la prensa no aparecen más datos. Nos recuerdan las cifras de las personas fallecidas en lo que vamos de año, el año pasado, las movilizaciones de solidaridad y denuncia. A nivel estatal 780 trabajadores fallecieron en accidente laboral en 2020, 13 más que en 2019. ¿Por qué este incremento cuando la actividad laboral ha descendido notablemente a causa de la pandemia? En el mundo son más de 2,78 millones las muertes cada año y unos 374 millones de lesiones relacionadas con el trabajo no mortales. La realidad de tantos miles de personas que sufren las consecuencias de una enfermedad laboral está mucho más silenciada. Una enfermedad no siempre reconocida como consecuencia de la realización de un empleo sin las debidas condiciones de salubridad y protección.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí