Pepe Álvarez: “Creo que será posible un acuerdo de pensiones en los próximos días”

Pepe Álvarez: “Creo que será posible un acuerdo de pensiones en los próximos días”
En la apertura de congreso de UGT, Pepe Álvarez ha criticado al gobernador del Banco de España que pide una vuelta de tuerca en la normativa laboral, “actuando como elefante en cacharrería”, y a las empresas, sobre todo del sector bancario, que están planteando situaciones salvajes de expedientes de regulación de empleo que “no nos merecemos”, reclamando “mantener el empleo y arrimar el hombro”.
El congreso consolidará el actual equipo de dirección, encabezado por Álvarez, en la secretaría general, y con Cristina Antoñanzas, en la vicesecretaría general.

Ha comenzado el 43 Congreso Confederal de la UGT. Valencia acoge el primer cónclave sindical fuera de Madrid desde 1978. Una representación de la familia ugetista estará reunida durante los próximos tres días para abordar un diálogo que permita avanzar las bases de un nuevo contrato socioambiental, clave de su Programa de Acción, necesario para los trabajadores y las trabajadoras y para este país. Los delegados y las delegadas volverán a validar el liderazgo de su secretario general, Pepe Álvarez, que opta a la reelección.

En la sesión de apertura, se ha constatado la importancia de esta cita para el conjunto de la sociedad. Han acompañado al sindicato con su presencia, líderes sindicales, de España y de Europa;  políticos de todo el arco parlamentario –con vídeos– y miembros del Gobierno de España y del Gobierno Valenciano; dirigentes empresariales; y representantes de una amplia variedad de instituciones del país.

Europeísmo y unidad de acción 

Una sesión de apertura, a la que ha asistido Noticias Obreras, en la que han destacado cuatro intervenciones. Laurent Berger, presidente de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), de la que es vicepresidente el propio Pepe Álvarez, ha subrayado la importancia del sindicalismo de España para el conjunto de UE, por su carácter sociopolítico y europeísta. Berger ha aprovechado para pedir la retirada de las patentes de las vacunas, de manera temporal, “nosotros, los trabajadores europeos, aunque tengamos dificultades también no podemos pensar que vamos a salir de la pandemia solos, sin pensar que otros países y trabajadores también deben tener acceso a la vacuna”.

El sindicalista francés, ha subrayado algunos retos del sindicalismo en la UE, como son la respuesta a las situaciones concretas que viven los trabajadores en realidades atípicas; los empleados y las empleadas del sector público que sigue siendo poco valorados; el establecimiento de un salario mínimo europeo y los derechos de negociación colectiva. Berger se ha sumado a la demanda de construir un nuevo contrato socioambiental que supere “el modelo anterior económico por su desprecio a los derechos de los trabajadores” y por último, ha destacado la necesidad de defender “con firmeza” la cultura y los valores del sindicalismo europeo basados en la solidaridad y la fraternidad, ya que, en su opinión, “la democracia está amenazada por los antivalores de la extrema derecha”.

Por su parte, Unai Sordo, secretario general de CCOO, ha agradecido la invitación y ha considerado “un honor para él participar en el congreso de una organización centenaria y sin la que no se puede entender la historia de España y la tradición de los defensa de los derechos democráticos”. Para Sordo, este congreso es esencial para el sindicalismo español, ya que “estamos en un momento de transición y de profundos cambios, que debe poner en valor el diálogo social”, que en el último año y medio en medio de una pandemia sin precedentes, “que nos ha inventado formas nuevas de dialogar y de negociar”, evitando una destrucción de empleo mayor y articulando medidas de protección mediante la concertación. Una valoración compartida además por el presidente de la CEOE, Antonio Aramendi, en su saludo al congreso.

Para el líder de CCOO, el principal elemento que hace funcionar el diálogo social es la unidad sindical, el hecho de que las dos principales organizaciones de trabajadores “comparten y cooperan” para mejorar la vida y los derechos de los trabajadores y del conjunto de la sociedad. Aunque advierte que la unidad de acción sindical, al formar “parte del paisaje de España” muchas veces no se valora lo suficiente, es una apuesta de su sindicato “mantener y reforzar”. Por eso, “queremos una UGT fuerte”; también para abordar de forma cooperativa “el gran reto es organizar y representar a los trabajadores que hoy” están fuera de esta solidaridad, ya que las organización de las empresas “ha generado un submundo de trabajadores donde los derechos no se ven reconocidos”. Sordo ha finalizado su intervención, apuntando a un itinerario compartido entre ambas organizaciones sindicales que pasa “por la vacunación, el modelo de crecimiento, y las reformas sociales necesarias —en referencia a la laboral, la de pensiones y exigencia de subida del SMI– para cerrar así “las brechas de desigualdad”.

Recuperar derechos y nuevo paisaje laboral

Una de las intervenciones más esperadas, tanto por el contexto socioeconómico como por su protagonismo en el diálogo social, ha sido la de Yolanda Díaz, vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social.

Lejos de un saludo protocolario, la ministra ha aprovechado para lanzar un discurso sobre el pasado, el presente y el futuro del sindicalismo de UGT. Con ello, ha aprovechado para emplazar al sindicato en la construcción de “un nuevo paisaje laboral” que recupere derechos, con la “derogación de la reforma laboral”, a lo que se ha comprometido “solemnemente” ante el congreso y a seguir la senda del diálogo social para “modernizar nuestro país” y apostar por el trabajo decente. “Por ello necesitamos un sindicalismo más vivo que nunca, tenéis un protagonismo renovado en esta tarea y un papel imprescindible en el avance social”, ha concluido recibiendo una sentida y larga ovación.

Pepe Álvarez y Yolanda Díaz | Foto, vía UGT.es

Ser la voz de los que no la tienen

Para cerrar la primera mañana del congreso, tocaba el turno de Pepe Álvarez, que ha centrado su intervención subrayado algunas cuestiones del Informe de gestión. Ha destacando que el sindicato va “a continuar siendo la voz de los que no tienen voz. Llevamos cinco años siendo la referencia para los derechos de las personas trabajadoras de este país y no vamos a cejar en esa lucha porque aún hay retos importantes que abordar”. El líder ugetista ha relatada todas las medidas fruto del diálogo social –al que también ha puesto en valor– para proteger el empleo y las necesidades esenciales de los trabajadores y de las trabajadoras. “Hemos puesto instrumentos en marcha, como los ERTE, fundamentales para proteger el tejido productivo. Sin los ERTE hoy tendríamos 3 millones de parados más. Hemos puesto en marcha subsidios para varios colectivos, como empleadas de hogar, autónomos, desempleados…; se ha articulado el ingreso mínimo vital (IMV) también, aunque ya dijimos que sería claramente insuficiente para sacar a las personas trabajadoras de la pobreza. No estamos satisfechos. Hay muchas familias que están haciendo cola para pedir alimentos, que duermen al raso en nuestras ciudades, o muchos ciudadanos y ciudadanas que están en lista de espera para poder ser atendidos durante meses y meses. Nunca se ha abordado una crisis con estos recursos, pero aún quedan cosas importantes por abordar. Vamos a continuar siendo la voz de los que no tienen voz”.

Más derechos para el pueblo trabajador

Álvarez, ha puesto en valor los logros de su sindicato en su primer mandato, consiguiendo “derogar el artículo 315.3 del Código Penal, que criminalizaba el derecho fundamental de huelga”; con la anulación de la ley que “permitía despedir a trabajadores por bajas médicas”; la negociación y aprobación de la “ley rider”. También en la “la lucha incesante contra las ETT y empresas de servicios integrales. Somos la única organización que ha dicho que no va a firmar ningún convenio con una empresa multiservicios. No podemos hipotecar al conjunto de las personas trabajadoras de nuestro país”; y la ley del teletrabajo. “Hemos conseguido una ley que se pueda extender en la negociación colectiva y que permitirá que consigamos que no solo en las empresas donde estamos, sino en todas, se aplique esta regulación”. Además, ha recordado la implantación de los planes de igualdad y registro salarial en las empresas. “Si no somos capaces de utilizar este instrumento para acabar con las discriminaciones que existen, no podremos avanzar como país”.

En este sentido, ha reclamado al Gobierno “dotación presupuestaria para permitir el desarrollo de las leyes. Los sindicatos no podremos hacer frente a las exigencias que nos sitúa la ley si no hay recursos económicos para hacerlo. Gastamos más del 50% de nuestro presupuesto en el trabajo para el conjunto de las personas trabajadoras. Más del 50% de nuestras cuotas son para ese trabajo en común que corresponde a todos los empleados y empleadas. Si la Constitución nos habilita para hacerlo, nos tiene que dar recursos para hacerlo. No son subvenciones, es pagar lo que nos deben”.

Fortalecer los servicios públicos y derogar la reforma laboral

Uno de los retos que ha aludido Pepe Álvarez para la próxima etapa es el fortalecimiento de los servicios públicos: la educación, la sanidad, la dependencia o las residencias de mayores. “Su fortalecimiento es un derecho para el conjunto de los ciudadanos y las ciudadanas de nuestro país”, ha señalado. Otro de los retos es alcanzar un acuerdo en el sistema de pensiones y la derogación de la reforma laboral. El líder de UGT ha desvelado que son vísperas de “un acuerdo inmediato, que contemple la derogación de la reforma de 2013 y la vuelta al acuerdo social de 2011. Un acuerdo que es posible en los próximos días”.

Recogiendo el guante lanzado por la vicepresidenta, Álvarez ha señalado que “ha sido un placer escuchar a la ministra Yolanda Díaz decir que vamos a derogar las reformas laborales. Si nos hubieran hecho caso y ya las hubieran derogado, hoy tendríamos a CEOE sentada en la mesa muy mansita. Para llegar a un acuerdo hay que volver al equilibrio de fuerzas que ahora mismo no existe. CEOE lo tiene todo y no se quiere sentar. No podemos condicionar esta negociación a que la patronal esté de acuerdo, porque si no, nosotros no lo estaremos”. De esta forma, ha asegurado que “seremos todo lo flexible que podamos ser, pero la derogación se tiene que producir. No hay nadie que me diga que un solo artículo de la reforma laboral del 2012 sirva ni para la economía ni para el sistema productivo ni para los derechos de las personas trabajadoras. Hay que derogar y llegar a nuevos acuerdos en esta materia”.

Salir más fuertes del congreso

El líder de UGT ha señalado algunas pistas de la estructura que pretende impulsar para la consolidación de espacios de trabajo, como el área LGTBI, “donde somos un ejemplo de cómo organizarlos para poder acabar con una discriminación que tanto padece; el área de mujer, en pro de la igualdad; un área potente de los jóvenes y en la defensa del medio ambiente, donde es fundamental el respeto al planeta para vivir dignamente en nuestra sociedad”.

Quedan por delante un intenso trabajo de diálogo para atender las 1207 enmiendas presentadas y que los delegados y las delegadas abordaran, esta tarde del martes y durante el miércoles, en las sesiones de trabajo del congreso que definirán la hoja de ruta del sindicato para atender los restos de los próximos cuatro años. La dirección que saldrá de este congreso consolidará el equipo actual encabezado por Pepe Álvarez, en la secretaría general, y con Cristina Antoñanzas, en la vicesecretaría general. El objetivo, “salir más fuertes de este congreso. Si queremos, podemos” ha concluido.

 

One thought on “Pepe Álvarez: “Creo que será posible un acuerdo de pensiones en los próximos días”

Comments are closed.