La sangría silenciosa

La sangría silenciosa

El dato

El 28 de abril se celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el trabajo. Aunque quizá la palabra adecuada no sea celebrar, sino reclamar. La reivindicación no trata solo de prevenir los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales en todo el mundo, sino que va más allá al exigir unas condiciones de trabajo más justas, dignas y seguras. En 2020, las muertes por accidentes laborales en España ascendieron a 780, a pesar del parón en la actividad productiva por efecto de la pandemia. Es una sangría intolerable, que no acapara titulares en los medios y por ello, pasa desapercibida y se achaca a la «mala suerte» en el subconsciente colectivo. Pero no es así. No debe ser así. Debemos gritar alto y claro que ¡el trabajo es para la vida! Y lo gritaremos el 28 de abril y todos los días del año.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí