¿Por qué lo llaman integración cuando quieren decir control fronterizo?

¿Por qué lo llaman integración cuando quieren decir control fronterizo?
La realidad migratoria se ha convertido en una de las grandes encrucijadas de nuestro tiempo. Europa vive este proceso con fuertes retos a los que intenta responder conjuntamente.

La Comisión Europea propuso, en septiembre de 2020, un nuevo Pacto sobre la Migración y el Asilo, una reforma integral, que intenta avanzar en los principios de reparto equitativo de la responsabilidad y la solidaridad. Ninguna solución única en materia de migración puede satisfacer a todas las partes, pero trabajando juntos, la UE puede encontrar una solución común.

El pacto se basa en las propuestas formuladas por la Comisión Europea en 2015 y 2018, actualizando el Sistema Europeo Común de Asilo. El 29 de enero de 2020 se publicó el nuevo programa de trabajo, en el marco de la quinta prioridad, «Promover nuestro modo de vida europeo». El nuevo pacto vio la luz el 23 de septiembre de 2020 en un acto público en el que participaron la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el vicepresidente Margaritis Scinas y la comisaria Ylva Johansson.

Diez acentos del Nuevo Pacto sobre Migración y Refugio

  1. Es un importante marco para desarrollar una estrategia común.
  2. Parece un pacto más centrado en dar una respuesta a corto plazo, y saltar la presión y bloqueo de algunos Estados miembro que plantear una mirada integral a medio y largo plazo.
  3. Las «pre-evaluaciones» y los «procesos exprés» no parecen mecanismos que garanticen con seguridad la salvaguarda de procesos de asilo que acierten en las identificaciones.
  4. La solidaridad vinculante entre los Estados miembros, si bien intenta ser un nuevo sistema que desbloquee el fallido Dublín, no se ve claro que reduzca la presión migratoria y la gestión de esta sobre los estados del Sur de Europa.
  5. Mientras no se tome en cuenta también los intereses de las personas solicitantes de protección, no se evitarán los movimientos secundarios entre estados europeos.
  6. Muy de acuerdo en el foco en la salvaguarda de personas, especialmente las más vulnerables y la colaboración y no criminalización de las personas e instituciones que suman en la ayuda humanitaria.
  7. Alegra la creciente colaboración entre Estados, pero preocupa la capacidad que tienen algunos de estos de respetar los derechos humanos, así como la asociación tan estrecha de la cooperación a la gestión de los flujos migratorios.
  8. La integración debería tener un peso mayor en el marco común de migraciones y refugios, pues el futuro de la UE nos la jugaremos en la gestión de la diversidad dentro de nuestras fronteras.
  9. Muy importante es el acento en las vías legales de llegada a Europa especialmente a través del reasentamiento, pero también con los modelos complementarios de patrocinio comunitario.
  10. Alegra el énfasis en salvar vidas y no transigir con las devoluciones sumarias.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí