Samaritanos en un bar

Samaritanos en un bar
Existen en nuestra Iglesia gentes sencillas que son rayos de luz de Cristo en este mundo tormentoso, que antes no miraba como lo hago ahora. No siempre estoy de acuerdo con el actuar de las parroquias, pero un gesto sencillo me ha hecho reflexionar.

Un buen día, llegó una mujer con evidentes signos de embriaguez al bar de mi barrio, en el que estaban también cuatro personas de la comunidad parroquial de la Ascensión de nuestra Señora del Cerro del Moro de Cádiz, tras haber celebrado la Eucaristía.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí