Crisis ambiental: entre la preocupación y la esperanza

Crisis ambiental: entre la preocupación y la esperanza
Imagen I Darya Jumelya (unsplash)
Viendo el calendario encontramos bastantes días con referencias ambientales, lo que significa que la naturaleza nos importa e interpela. Sin embargo, puede que tal cantidad de efemérides revelen toques de atención y de peligro.

La crisis sanitaria ha relegado parcialmente la ambiental, y nadie ha explicado que sin malas prácticas nos habríamos librado de esta epidemia; pero la codicia humana cree que todo es explotable ignorando las leyes de la vida, en las que la interconexión ocupa un lugar esencial.

Se ha acusado al cristianismo de haber desacralizado la naturaleza y haber puesto el mundo bajo sus pies para un aprovechamiento ilimitado. Y si bien es cierto que esta malinterpretación se ha mantenido demasiado tiempo, hoy, por fin asistimos a una visión diferente. «Señorear» ya no es explotar, sino cuidar y proteger, con atención y sabiduría, ampliando el círculo fraterno a toda criatura, con las que compartimos el don de la existencia procedente de las mismas manos amorosas.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí