Semana trágica para la vida de los trabajadores

Semana trágica para la vida de los trabajadores
Esta podría ser una semana trágica más para la vida de los trabajadores. A los tres accidentes mortales del pasado lunes y martes, hay que sumar, lamentablemente, otros cinco, registrados el resto de los días.

Un bombero de 44 años, vecino de Almería, ha perdido la vida en las labores de extinción del incendio en Sierra Bermeja, en Málaga, que este jueves seguía activo. El trabajador tenía experiencia en estas labores. Al menos, había participado en seis campañas contra el fuego en Andalucía.

Las trabajadoras y los trabajadores cristianos de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de Málaga han expresado, una vez más, su “más sincero pésame a sus familiares, amigos y compañeros de INFOCA”. Esta misma semana se había pronunciado ya a raíz de otro accidente laboral con resultado de muerte en Nerja.

En Sevilla, otro trabajador perdió la vida, el 9 de septiembre, al caer en una obra en la que estaba trabajando. El día anterior, en Irún, un trabajador de 57 años falleció tras sufrir un accidente laboral en las canteras de Igantzi, al volcar el cambión que conducía durante las maniobras de descargue. Era familiar de los propietarios de la explotación.

Ese miércoles, un hombre de 51 años de edad murió en Elche en un accidente laboral ocurrido en una fábrica ubicada en el Parque Agroalimentario ‘La Alcudia’, ubicado en la pedanía de La Hoya La víctima se precipitó al vacío desde el tejado de una empresa.

También ese día, a primera hora de la mañana, en Zaragoza, un camionero que se encontraba en la nave la empresa deshidratadora de forrajes Pascual Sanz realizando labores de carga y descarga, falleció al salir del vehículo y ser golpeado por una pala de gran tamaño. No pertenecía a la plantilla de la firma, aunque en ese momento descargaba pacas de alfalfa.

Estos trágicos sucesos tiñen de negro una semana que empezó cobrándose la vida de tres trabajadores. De hecho, hoy mismo, sindicatos de Madrid, se concentran en repulsa por el accidente laboral que causó la muerte de un trabajador de 48 años y otros dos resultaron heridos muy graves en Alcalá de Henares.

Los sindicatos quieren recordar al trabajador fallecido y mostrar su solidaridad con los trabajadores heridos de gravedad, sus familiares y compañeros de trabajo. Además, reclaman medidas en las empresas y centros de trabajo, que eviten, de una vez por todas, que los trabajadores y trabajadoras pierdan su salud y su vida en el intento por ganarse la vida.