Denuncian la dejación de funciones de las Administraciones tras el último incendio en un asentamiento de Lepe

Denuncian la dejación de funciones de las Administraciones tras el último incendio en un asentamiento de Lepe
APDHA Huelva lamenta la falta de soluciones ante el déficit de viviendas para la cantidad de trabajadores y trabajadoras que mueven las campañas agrícolas y critica que los fondos públicos “en nada han paliado la insalubridad, precariedad y riesgo de las personas asentadas”.

El deterioro de los asentamientos de trabajadores migrantes y la falta “flagrante dejación de funciones” de las Administraciones Públicas, ha vuelto a provocar un nuevo el incendio, sin personas heridas, el pasado sábado, a las 8 de la mañana, afectando a 50 chabolas en uno de los asentamientos situados en Lepe, según denuncia la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) de Huelva.

Una situación lamentable que se refleja en la nula atención, según denuncia la asociación “no se ha visto por allí a los servicios sociales, recogiendo la situación en la que ha quedado cada una de las personas afectadas, no estaban esperando a los que aún no han vuelto de trabajar en los campos y que se van a encontrar un montón de tierra donde antes estaba su ‘hogar’, no han hecho recuento de qué ha perdido cada persona, cuáles son sus circunstancias de salud, de discapacidad…, no se ha hecho un censo de damnificados y necesidades como se hace en las emergencias”.

Déficit de viviendas y condiciones de vida

La organización humanitario señala la indiferencia con la que se trata a los trabajadores de las campañas agrícolas y que, a su juicio, “las chabolas no son el problema, el problema es el déficit de viviendas para la cantidad de personas que se movilizan alrededor de las campañas agrícolas, en esta y en otras provincias, y las condiciones en que estas personas, trabajadoras, deben subsistir, mientras contribuyen en la producción de unos productos que generan una importante riqueza a la comunidad”. Solo las asociaciones que dedican sus esfuerzos desde hace años a asistir a estas personas han contactado con ellas y les han llevado algo de comida, ropa y mantas, “llevándose para sí, mucha impotencia y preocupación al conocer, la falta de recursos disponibles y que muchas de esas personas van a pasar la noche o las noches próximas al raso”, explican.

Ausencia de voluntad política

En este sentido, aseguran el dinero público destinado tras la pandemia a paliar esta situación “no han servido para construir ni un solo módulo de viviendas en ninguno de los municipios agrícolas, y que en nada han paliado la insalubridad, la precariedad y el riesgo en el que viven las personas asentadas, como de nuevo ha quedado patente con este incendio”. La ausencia de compromiso político, se traduce además en un plan municipal de erradicación del chabolismo, que es papel mojado por “inconcreto e irresuelto, mientras las noticias hablan de que en el incendio no ha habido daños personales, físicos se entiende, porque hay personas que tras varios incendios ya han perdido la esperanza en sus vidas y la salud mental”.

APDHA Huelva reclama a los responsables políticos locales, provinciales, autonómicos y nacionales, a que asuman sus responsabilidades, para “dejar de mirar para otro lado y proceder a arbitrar medidas para que el derecho a la vivienda sea por fin una realidad”.