Revisión de la campaña de las «3T»: tierra, techo y trabajo

Revisión de la campaña de las «3T»: tierra, techo y trabajo
A través de los artículos escritos por algunos movimientos, me gustaría destacar el importante trabajo realizado por los cuarenta y nueve movimientos del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (afiliados y contactos) en torno al tema «Tierra, Techo y Trabajo para una vida digna».

Este tema ha encontrado muchos ecos en todos los continentes y ha reforzado nuestra misión. También nos han animado las palabras del papa Francisco que, en el encuentro de los Movimientos Populares del 28 de octubre de 2014, dijo: «Hay una cosa que todo padre, toda madre quiere para sus hijos; una aspiración que debería estar al alcance de todos, pero que desgraciadamente cada vez se le escapa más a la mayoría es: la Tierra, el Techo y el Trabajo. Es extraño, pero cuando digo esto a algunas personas, dicen que el Papa es comunista. No entienden que el amor a los pobres está en el corazón del Evangelio. La tierra, el Techo y el Trabajo, por lo que se lucha, son derechos sagrados. Afirmar que esto sea posible es la Doctrina Social de la Iglesia».

Y es sobre la base de estos sagrados derechos humanos que este número de INFOR de octubre presenta testimonios sobre diferentes formas de acción en torno al derecho a la tierra, del techo y el trabajo.

Los trabajadores indios luchan por el derecho a la protección social. La Coordinación Nacional del Movimiento de Trabajadores de la India: «La India retrocede hoy, desgraciadamente, con la negación de los derechos de los trabajadores, el deterioro de la democracia, la violación de los derechos humanos, la negación de la justicia social, el rechazo del pluralismo, la aniquilación del laicismo, el fomento de la política del odio y el desarrollo del fundamentalismo… Las acciones llevadas a cabo por el movimiento demuestran la urgencia de poner en marcha sistemas sólidos de protección social, especialmente para los trabajadores informales…».

Luchamos por el trabajo decente en Nicaragua, por Francisco Mendosa, MTC Nicaragua. «Como movimiento, también nos afectó mucho la represión del poder político. De hecho, nos hemos visto obligados a adoptar una actitud prudente para evitar ser detenidos…».

Comprometidos con el trabajo decente, Andreas Luttmer-Bensmann, presidente KAB Alemania. «Una cuestión importante para nosotros es el Trabajo Decente. Las distorsiones aquí son ciertamente diferentes de las de muchos países del Sur, pero es una tarea central para nuestro movimiento. Nuestro enfoque también debe tener siempre en cuenta las realidades de nuestro país, tanto en el movimiento como en la formación de nuestra vida social y política…».

Lucha común y unida de las y los militantes de la LOAC de Rodrigues y Mauricio por el derecho a una vida digna «tierra, techo y trabajo». Jean Claude Tolbize, copresidente del MMTC, Linda Gregorio, presidenta de LOAC Mauricio. «En la Isla Rodrigues, más del 90% de la tierra pertenece al Estado, solo el 10% restante es privado. Desde hace algún tiempo, hemos observado que estos terrenos privados se venden a extranjeros que vienen a instalarse en la isla…».

Acción del MMTC sobre las 3 T: «Tierra, techo y trabajo para una vida digna», Jean Claude Tolbize y María de Fátima Cunha de Almeida, copresidentes del MMTC. «A nivel internacional, el desempleo está ganando cada vez más terreno. Con la pandemia de la COVID-19, muchas empresas están en dificultades y cerrando sus puertas. Los trabajadores se encuentran en paro, a veces sin ingresos, y caen en la pobreza extrema. Tener un trabajo se ha convertido a veces en un lujo hoy en día…».

El derecho a la tierra, a la vivienda y al trabajo es un derecho inalienable de todo ser humano, Mariléa Damasio, secretaria general del MMTC y militante del MMTC Brasil. «Los trabajadores y trabajadoras comprometidos con las organizaciones sociales y sindicales luchan no solo por el “pan de cada día”, sino también por evitar el hambre de mañana y por construir el futuro».

Balance y ¡perspectivas! Bernard Robert, consiliario internacional. «Al hacerlo, estamos haciendo algo más que nuestro “deber como militantes cristianos”, estamos entrando en un proceso espiritual, pues nos convertimos en “el Evangelio que se escribe con nuestras acciones”. Somos “los ojos (VER), el corazón (JUZGAR) y los brazos (ACTUAR) de Dios” en la actualidad de este mundo».

Nosotros y nosotras, las y los activistas del movimiento social, los miembros de las Iglesias y los afiliados del MMTC, no podemos dejar de luchar por y con los pobres y vulnerables.

Si seguimos, a pesar de los obstáculos y las dificultades, este camino de lucha y de conquista, es porque a través de la revisión de la vida, en nuestros grupos de base, profundizamos nuestra reflexión a través del método de VER-JUZGAR-ACTUAR y que dejamos resonar en nosotros y nosotras la palabra de Jesucristo; «He venido para que todos tengan vida y la tengan en plenitud».