Unai Sordo plantea que la reducción de la jornada y la organización del trabajo son claves para crear empleo

Unai Sordo plantea que la reducción de la jornada y la organización del trabajo son claves para crear empleo
“La reducción de la jornada laboral, canalizada fundamentalmente a través de la negociación colectiva, puede ser una buena herramienta y una palanca importante para facilitar la generación de empleo”, ha subrayado Unai Sordo, secretario general de CCOO.

Durante la rueda de prensa de presentación de las conclusiones y para hacer pública las distintas responsabilidades de la nueva ejecutiva elegida en el último congreso del sindicato, a pregunta de Noticias Obreras, Unai Sordo ha explicado que ante la digitalización de la economía y la mejora tecnológica, “habrá que disputar cómo esas ganancias de productividad” que se van a generar “no se canalizan hacia los excedente empresariales sino en generación de puestos de trabajo, en posibilitar la reducción de jornada, junto a la mejora de los salarios“.

Jornada laboral y organización del trabajo

Pero tan importante como reducir la jornada laboral es organizar los tiempos de trabajo, más aún ante las nuevas formas de organización del trabajo, núcleo del poder empresarial. “Es una disputa la reducción del tiempo de trabajo, junto con la disputa de la distribución de la jornada laboral, que parece que en estos momentos es tan importante que la propia reducción del tiempo de trabajo, porque precisamente esas nuevas tecnologías y nuevas formas de ordenar el trabajo con el tiempo de trabajo hacen que sean dos debates inseparables: el volumen de cuanto tiempo se trabaja pero también el cómo se distribuye ese tiempo de trabajo”, ha planteado Sordo, para darle recorrido a una de las propuestas que el papa Francisco planteó en el pasado encuentro con los movimientos populares de todo el mundo.

Nuevo contrato social

En cuanto a las conclusiones del congreso de CCOO, ha explicado que la intención de su organización de “ser un agente determinante del nuevo contrato social del siglo XXI y reforzar la intervención sindical”.

Para alcanzar el nuevo pacto social, primero es obligado, “corregir el conjunto de reformas que se hicieron en el periodo de la austeridad”, entre ellas y de manera expresa ha citado, lógicamente, la reforma laboral. Pero también el diseño de nuevas política de desarrollo sectorial e industrial y la creación de una nueva red de protección social que amplíe los derechos. Sordo ha desarrollado estas claves en el artículo La dimensión laboral del contrato social del siglo XXI publicado en Noticias Obreras.

En este sentido, el sindicato aspira atener “más influencia todavía” en las políticas transversales en materia de digitalización, transición energética, modelo de formación y la configuración de políticos sociales del siglo XXI que incluyen, por supuesto el sistema público de pensiones, la protección ante la situación de desempleo, las políticas de rentas –“hay una Iniciativa Legislativa Popular que mejoraría la actual formulación del ingreso mínimo vital”, ha recordado– y nuevos mecanismos de protección legal ligados a los ERTE del futuro que están por desarrollar.

También puedes leer —  El Gobierno sigue sin ratificar el convenio 190 de OIT sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo

Para reforzar el papel del sindicato en la toma de decisiones de futuro, el líder sindical, ha explicado la estrategia para ganar peso en la vida pública del país.

En lo cuantitativo, ha hablado de “extender la organización en sectores donde hay menos trabajadores sindicalizados”, como pueden ser los trabajadores de plataformas, los falsos autónomos, el precariado o los trabajadores de las pymes, en la España menos vertebrada, que algunos llamas la España vaciada, incluso con nuevos locales.

Cualitativamente, ha apostado por “impulsar todavía más un salto en la formación y cualificación de  sindicalistas” en muchas materias que harán falta en el futuro, y de hecho ya hacen falta en el presente, como pueden ser los planes de igualdad y el acceso a los algoritmos con los que se está distribuyendo el trabajo, además de “mejorar las palancas de intervención sindical”, como la negociación colectiva, la firma de convenios, los periodos de consultas y los mecanismos de flexibilidad interna que parece que se van a impulsar en la reforma laboral que se está negociando en la actualidad.

Dirección sindical

La nueva comisión ejecutiva elegida en el 12 congreso se reunía hoy para su constitución y para determinar las distintas responsabilidades que deberán impulsar y dinamizar las prioridades del sindicato en el periodo 2021-2025.

Un equipo de dirección continuista y más reducido que cuenta con Carlos Bravo, continua en Políticas Públicas y Protección Social; María Cardeñosa, en Finanzas, Administración y Servicios; Cristina Faciaben, en Internacional, Cooperación y Migraciones –que incorpora estas dos responsabilidades–; Carlos Gutiérrez, deja Juventud y Nuevas Realidades del Trabajo para hacerse cargo de Estudios y Formación Sindical; Agustín Martín, se estrena en la poderosa secretaría de Organización y Extensión Sindical; Empar Pablo, continua en Comunicación; Vicente Sánchez, inicia su responsabilidad en la nueva –y clave– secretaría de Transiciones Estratégicas y Desarrollo Territorial; Mariano Sanz, continua en Salud Laboral e incorporar Sostenibilidad Medioambiental; Mari Cruz Vicente, en Acción Sindical que integra también Empleo; Carmen Vidal, se incorpora a Participación Institucional y Movimientos Sociales; y Carolina Vidal, a Mujeres, Igualdad y Condiciones de Trabajo, en un congreso que ha subrayado el papel feminista del sindicato y se ha comprometido en trabajar para erradicar la prostitución.

 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?