Creadores de contenido se unen para defender sus derechos laborales

Creadores de contenido se unen para defender sus derechos laborales
El 10 y 11 de diciembre se reunirá por primera vez la Red de Creadores de Contenido impulsada por UGT que aglutina a 30 profesionales digitales: youtubers, instagramers, tiktokers así como de otros espacios y redes sociales con el objetivo de regular las relaciones laborales entre estos trabajadores y las plataformas, conseguir unas relaciones más igualitarias.

Las voces digitales que hay detrás son la de @GregoriMarugan, el escritor y youtuber @elnocturno;  la escritora y creadora de Filosofers @Filosofers o @Anujbost.

Las reivindicaciones de estos trabajadores y trabajadoras se pueden resumir en que estas plataformas globales venden el producto que ellos crean y se enriquecen con su contenido, mientras que no revierte en su economía.

El Observatorio de la Caixa ha publicado un informe sobre los microinfluencer, creadores de contenidos en redes sociales donde descubren un dato escalofriante: el 35% de estos profesionales no llegan a 50 euros por una publicación en Instagram. Destinan, de promedio, 45 horas al mes a su perfil e invierten tres horas en crear una publicación. No todos reciben ingresos por las entradas que crean

Las plataformas, los gestores del sitio, no tienen comunicación con los creadores de contenido, y es común que se den situaciones en las que la plataforma decida cerrar el canal donde está todo la actividad creativa del trabajador.

Las problemáticas del sector son variadas y esperan que este foro les permita ponerlas sobre la mesa. Por ejemplo, se da el caso de recibir sanciones por parte de la red social pero éstas no son iguales para todos los creadores y la monetización tampoco, desconociendo a qué criterio obedece. Así como controversias sobre el copyright.

Algunos de ellos denuncia que tienen “más audiencia que las televisiones” y no reciben el mismo dinero por ello. Evidencian que es importante tener “poder de negociación para defender nuestros derechos”.

Las demandas que recoge esta red coinciden no solo con las que presentan los trabajadores y trabajadoras precarios, sino también con los personajes más populares del momento en España que viven de su trabajo. Este espacio colectivo quiere verdaderamente aglutinar a todos, que se sientan identificados.

“El que más dinero gana es la plataforma y la principal cuestión a tener en cuenta es que existan las misma reglas de juego para todos. Haya relación laboral o no, es la naturaleza entre las partes lo que importa, según aprendimos de la sentencia del pasado 25 de septiembre del Supremo”, denuncia Rubén Ranz, coordinador de la plataforma digital de UGT.

Negociación, diálogo y reglas justas

Los miembros de este colectivo reivindican negociación, diálogo y unas reglas justas para todas las personas que generen contenido propio y repetido, y consideran que en este proceso deben estar presentes la Administración del Estado español y la Unión Europea como parte de una regulación adecuada.

Reclaman un marco jurídico legal que les permita encajar en la cotización como profesionales y en la monetización de la profesión. Los creadores de contenidos son considerados autónomos a nivel fiscal. Sin embargo, ellos entienden que son trabajadores atípicos. Piden una revisión de las cuotas a la hora de cumplir con su fiscalidad y cotización.

Además, defienden una construcción de las redes más democrática, la transparencia de los algoritmos y que los términos y condiciones de las plataformas dejen de ser textos incompresibles impuestos de forma unilateral.

UGT, de nuevo, con las plataformas

No es la primera vez que UGT consigue reunir a un colectivo tan atomizado, ya con los riders aprendieron cómo funcionaban las plataformas digitales. “Está en juego un nuevo modelo económico que pretende transformar las relaciones laborales, cambiar la normativa. La empresas ya no necesitan un centro de trabajo ni un mando intermedio para controlar la actividad. Gracias a la inteligencia artificial lo pueden hacer”, explica Rubén Ranz, coordinador de la plataforma digital de UGT.

Este sindicato alerta sobre el cambio de modelo social que está presente. “No es un debate sobre asalariado o autónomo, sino que se está hablando de cambiar nuestro modelo social. La seguridad social, el estado social que protege el mundo de trabajo, que la gente asuma los costes de la actividad, repercutidos al último eslabón de la cadena”.

También puedes leer —  Pepe Álvarez: "Creo que será posible un acuerdo de pensiones en los próximos días"

En el caso de los repartidores, significaba que los trabajadores debían utilizar su vehículo, su móvil, con la obligatoriedad de que fuera “smartphone”, tener tarifa de datos para internet y estar siempre disponible. Y que en el supuesto de los creadores es “tiempo y dinero, equipos, instalaciones y conseguir contenidos” sin ningún reconocimiento por parte de la plataforma.

Apoyo de la Confederación Europea de Sindicatos

La reunión, que se convoca de los creadores de contenidos, ha tardado dos años en llegar. Rubén Ranz recuerda que el nacimiento fue la conferencia de Mauricio Schwartz sobre cómo se trabaja en YouTube en el 130 aniversario de UGT.

Después de este acto, dieron los primeros pasos con IG Metall –sindicato dominante en Alemania en el sector del metal– que les puso en contacto con la Confederación Europea de Sindicatos quienes han estado muy pendientes de esta experiencia.

UGT apuesta por un diálogo sectorial, no quieren negociar con una sola plataforma. Hasta ahora han podido reunir a Twitter, Instagram, Facebook, Youtube, Tik-Tok y Twitch. Un logro importante que viene a fructificar los intentos por parte de estos trabajadores en solitario.

Recientemente, se ha producido una huelga de creadores en Twitch (Amazón) en la que se negaron a emitir en directo en protesta por desentenderse la plataforma ante el crecimiento de los mensajes de odio de manera desproporcionada. Se da el caso de que con Tik-Tok ya se ha firmado un acuerdo para regular los videos de odio.

Del lado de la Administración, el único estamento que hay organizado es la asociación A-digital que representa a los autónomos y a los empresarios de las grandes empresas, lo que en opinión de UGT no favorece la defensa de los trabajadores.

Desde la sociedad civil

Entienden los creadores que solo desde la sociedad civil llegará un marco de regulación y no pretenden un enfrentamiento con las plataformas, quieren establecer un win-win. “Ellas tienen mucho que ganar también porque tendrían una base para negociar”, avanza Gregori en declaraciones al periódico El Plural.

Los streamer agradecen el esfuerzo del sindicato que permite lanzar esta iniciativa con una “estructura sindical”. El proyecto cuenta con una treintena de participantes y espera continuar aumentando, abriendo la puerta a todo tipo de creadores de contenido. Según ellos, no es el primer proyecto en defensa de los derechos de los creadores de contenido, sino que ya existe un caso en Alemania, llamado FairTube, sólo con la plataforma YouTube.

La reunión, que se prolongará dos días, pretende “abrir debates para mejorar los términos y las condiciones que fijan las empresas digitales”, además se renovarán los cargos de representación, siempre de forma paritaria. “No será posible que se reúnan todos los miembros por que su precaria situación no les permite trasladarse a Madrid y financiar su alojamiento. La alternativa será participar por streaming e intervenir en los grupos discord streaming “preparados para hablar y mensajería”.

Rubén Ranz tiene claro que en el futuro reciente continuarán en el mundo de las plataformas digitales: repartidores, enseñanza, etc. “La pandemia ha provocado el crecimiento irregular de este espacio digital de trabajo. Las estadísticas nos dicen que 9 de cada 10 startup –empresa emergente– no aguantan tres años de vida, es un crecimiento tipo burbuja y nosotros apostamos por una economía estable con un modelo de calidad”.

 

One thought on “Creadores de contenido se unen para defender sus derechos laborales

Comments are closed.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?