Los trabajadores cristianos del mundo invitan a construir puentes con las personas migrantes

Los trabajadores cristianos del mundo invitan a construir puentes con las personas migrantes
FOTO | FG Guerrero, EFE
El Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC) ha puesto de manifiesto a través de un comunicado con motivo de la celebración del Día Mundial del Migrante que la historia de la humanidad es una historia de migración, de encuentros y de mestizaje.

Anima a construir puentes en vez de muros con las personas migrantes y recuerda las palabras del Papa Francisco en las que aboga por convertir las fronteras en lugares de encuentro privilegiados, “donde el milagro de un nosotros creciendo puede florecer”.

Según datos de la ONU, nunca ha habido tantas personas en el mundo que se desplazan y viven fuera de su lugar de origen como en la actualidad. En 2019 había 272 millones de migrantes en el mundo, 51 millones más que en 2010. El Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC) reflexiona, a través de un comunicado redactado por la Acción Católica Obrera de Francia en el marco del Día Mundial del Migrante que se celebra el 18 de diciembre, sobre la oportunidad histórica que la migración brinda para propiciar encuentros, enriquecerse culturalmente, intercambiar habilidades entre pueblos y ciudadanos del mundo para progresar juntos y enfrentar los grandes desafíos de la humanidad.

El Mediterráneo como cementerio

Las personas migrantes son ante todo trabajadores y la pandemia lo ha puesto aún más de manifiesto. La salud, el transporte, la restauración o los cuidados son sectores en los que trabajan muchos migrantes y su presencia suele ser una oportunidad para la economía del país anfitrión, recuerdan desde el MMTC.

Pero también, aseguran, llegan imágenes aterradoras del mar Mediterráneo convertido en un cementerio para las personas que huyen de la pobreza y las guerras; de lugares en el mundo en el que los migrantes son señalados, arrestados, perseguidos o acosados; de mujeres, hombres y niños durmiendo a la intemperie en la frontera de Polonia y Bielorrusia.

“Europa tiene el deber de la hospitalidad. Sin embargo, hoy en día, se utiliza a los migrantes como chivos expiatorios. Esto es útil para ocultar a los realmente responsables de las crisis sociales y ambientales, los que dirigen un sistema en el que la ganancia financiera predomina sobre los humano”, rezan los trabajadores cristianos del mundo en su mensaje, denunciando que en Europa hay más de 1.000 kilómetros de murallas, como si los países más ricos estuvieran tratando de atrincherarse contra los más pobres.

También puedes leer —  Entidades eclesiales y sindicales reclaman mayor y mejor atención para las personas solicitantes de asilo y protección internacional

Condiciones laborales indignas

Por otra parte, el MMTC se muestra consciente de que la precariedad en la que se encuentran las poblaciones migrantes les obligan a trabajar en condiciones laborales a menudo indignas. “Esta situación también sirve para cuestionar los beneficios sociales de los trabajadores en el país de acogida y para dividir a los trabajadores entre ellos”, dicen y recuerdan que actuar por y sobre todo con los migrantes también significa actuar por los derechos de todos los trabajadores.

El comunicado destaca también que hay muchos militantes de los movimientos del MMTC que trabajan con personas migrantes así como migrantes que se encuentran en sus propios equipos aportando toda su riqueza humana. “Estas acciones son una buena noticia, semillas de una humanidad renovada, que queremos seguir germinando. Queremos seguir caminando tras las huellas de Jesús, que prefirió dirigirse a los más pequeños, los más pobres, los excluidos de nuestra sociedad”, añaden.

Cambiar las fronteras por lugares de encuentro

La historia de la Humanidad es una historia de migración, de encuentros y de mestizaje. Por eso, en la labor de seguir siendo cocreadores de un mundo mejor, el MMTC invita a construir puentes con las personas migrantes. Recuerdan las palabras del papa Francisco en las que destaca que las migraciones contemporáneas nos brindan la oportunidad de superar nuestros miedos y dejarnos enriquecer por la diversidad del don de cada persona y nos anima a “convertir las fronteras en lugares de encuentro privilegiados, donde el milagro de un nosotros creciendo puede florecer”.

 

One thought on “Los trabajadores cristianos del mundo invitan a construir puentes con las personas migrantes

Comments are closed.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?