Avance histórico de las trabajadora del hogar

Avance histórico de las trabajadora del hogar
Las trabajadoras del hogar contarán con prestación por desempleo y medidas para la prevención de riesgos laborales. Al menos, es la intención que el Ministerio de Trabajo ha trasladado a las diferentes organizaciones en la reunión previa a la ratificación del Convenio 189

El jueves 9 de junio, el Gobierno llevará al Congreso la ratificación del dictamen del Convenio 189 de la Organización Internacional sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos. Los colectivos que reúnen a las empleadas de hogar llevan desde su aprobación en 2011 movilizándose para que el Estado español se sumara a él.

La reciente sentencia del Tribunal de Estrasburgo que reconoció la existencia de discriminación por razón de sexo a las trabajadoras del hogar en la legislación española, al negarles el acceso a la prestación de desempleo, ha servido de impulso para que el actual Gobierno acceda a equipar los derechos de estas trabajadoras con los del resto de asalariados.

La secretaria confederal de Mujeres, Igualdad y Condiciones de trabajo de CCO, Carolina Vidal, no ha ocultado su satisfacción porque el convenio llegue al parlamento, aunque ha advertido que se trata del “principio de lo que queda por llegar, un punto y seguido, y una reivindicación histórica del sindicalismo feminista de CCOO, que a finales de los años 70 y principios de los años 80 empezó a dar sus pasos”. Lo que queda, según su visión, es “llevar a la legislación española todos los derechos que necesitan las empleadas del hogar para que “no se precarice lo ya precarizado”.

Acotar el trabajo de las plataformas

“Para evitar, por ejemplo, que el trabajo de las plataformas haga su agosto ante la inestabilidad y el desequilibrio de las condiciones laborales de las empleadas del hogar. Iniciamos una cuenta atrás para alcanzar unas condiciones de trabajo dignas para las mujeres del empleo en el hogar”, ha señalado.

Para Vidal, es necesario que las trabajadoras del hogar estén en el régimen general y tengan acceso a todas las prestaciones, así como que emerja la economía sumergida y estas trabajadoras tengan condiciones laborales dignas. “Tenemos que abrir muchos caminos a la vez, y esto, evidentemente, tiene que ser a partir del diálogo social”, según Carolina Vidal.

“Tras el punto y seguido de convalidarse el dictamen 189 de la OIT, iniciamos un trabajo de encuentro y de puesta en común para conocer todas las necesidades que tienen las mujeres cuando trabajan en el empleo del hogar”, ha resaltado la responsable sindical. Para CCOO, “es necesario llevar estas reivindicaciones al Gobierno y hacerlo de manera conjunta, porque juntas somos más fuertes”.

Por su parte, la secretaria de Mujeres, Igualdad y Movimientos Sociales de la Federación Estatal del Hábitat ha afirmado que es “absolutamente necesario exigir al Estado un cambio en la normativa que garantice el derecho a las personas empleadas del hogar a conocer los elementos básicos de sus relaciones laborales”. De hecho, esto supondría que el Gobierno debería trasponer antes de agosto la directiva de condiciones laborales, transparentes y previsibles.

“Es un momento en el que debemos apostar por todo el colectivo. Es el mejor momento para poner encarar esta nueva situación y regular las condiciones de las empleadas del hogar”, ha resaltado Pilar Expósito, que también ha alertado de que la falta de capacidad de intervención de la Inspección de Trabajo está haciendo que se vulnere la obligación de que el titular del hogar cuide de que sus empleados y empleadas realicen su trabajo en las debidas condiciones de salud e higiene.

También puedes leer —  Trabajadoras del hogar reclaman el subsidio comprometido por el Gobierno

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una reunión con representantes de la Asamblea Interterritorial de Trabajadoras de Hogar y de Cuidados en Lucha, que agrupa a diferentes colectivos de España, de  las organizaciones madrileñas Territorio Doméstico, SEDOAC y Sintrahocu  y del movimiento feminista.

Legislación ambiciosa

“No solo vamos a legislar otorgando el derecho a la protección por desempleo, sino que vamos a ir a una legislación ambiciosa en la que vamos a equiparar los derechos laborales también a las trabajadoras domésticas”, declaró Díaz, después de la reunión

Carolina Elías, de SEDOAC, ha mostrado su satisfacción ante el resultado de la reunión en el Ministerio, dado que “veíamos muy lejos conseguir nuestras reivindicaciones y ahora casi lo estamos palpando”. Según su versión, el ministerio estaría ultimando un Real Decreto ley para incorporar el derecho a la prestación por desempleo y a participar del Fondo de Garantía Salarial (FOGASA).

Además, se eliminará el despido por desistimiento o falta de confianza, que ahora se indemniza por 12 días por año trabajado con un máximo de nueve mensualidades y se contempla también abordar la prevención de riesgos laborales y las enfermedades profesionales.

En principio, los cambios normativos estarán listos antes de que acabe el año para que las trabajadoras del hogar empiecen a cotizar a la Seguridad Social y al FOGASA, con cuotas reducidas de manera transitoria, hasta alcanzar la total equiparación con el régimen general de los asalariados.

“Sentirnos escuchadas”

Aunque celebra los compromisos arrancados al Gobierno, Elías ha destacado, además, que “vamos a poder tener los borradores, opinar y sentirnos escuchadas porque somos las verdaderas interesadas en todo esto, como empleadas del hogar”.

“El convenio 189 simplemente ha sido un caballo de batalla para lograr el reconocimiento de nuestros derechos”, ha afirmado Elías, quien valora también el papel que ha jugado la presión internacional y la sentencia europea, junto con el movimiento desplegado por las propias trabajadoras del hogar. “Hemos comprobado que solo hacía falta voluntad política y que los obstáculos eran excusas. Ahora toca trabajar en la letra pequeña de las leyes”, ha recalcado.

Rafaela Pimentel, de Territorio Doméstico, ha calificado la reunión ministerial de “histórica y positiva”, porque “nunca antes nos habían llamado para comentar un borrador legislativo” y porque “todas las reivindicaciones consensuadas por las diversas organizaciones de empleadas de hogar han sido recogidas”.

La propia ministra de Trabajo ha reiterado su intención de seguir contando con la opinión de estas organizaciones, aunque aclaró que la legislación reserva a los sindicatos más representativos la capacidad de participar en las mesas de negociación. “Pero vamos a tener la posibilidad de opinar sobre lo que veamos que falta, no está bien redactado o queda ambiguo”, ha aclarado Pimental.

El borrador del Real Decreto ley está listo, a falta de escuchar más opiniones y recoger las propuestas, por lo que podría convalidarse en un breve lapso de tiempo. “Queremos la ratificación del convenio y su rápida implementación, porque pensamos que no hay nada más urgente que los cuidados y la sostenibilidad de la vida”, ha apunta Pimentel.

Diversos colectivos de trabajadoras del hogar han convocado una concentración frente al Congreso de los Diputados a las 17:30 horas, coincidiendo con el pleno en el que se vota la ratificación del Convenio 189 de la OIT, para celebra este paso por la equiparación de derechos y la dignificación de sus condiciones de trabajo.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?