La propuesta de condonación de deuda

La propuesta de condonación de deuda
Imagen de Gerd Altmann en Pixabay
Sobrevuela en las altas esferas de la política económica, una propuesta que mantiene completamente divididos a economistas y políticos. Tiene defensores y detractores, con independencia de si pertenecen a corrientes neoclásicas, keynesianas, liberales, socialistas, ortodoxas o heterodoxas.

A grandes rasgos, se tata de condonar la deuda que los países europeos tienen con el Banco Central Europeo (BCE). No en vano, casi el 25% de la deuda pública europea está en manos de su banco central. A cambio, los Estados miembros se comprometerían a hacer inversiones verdes, para la reconstrucción ecológica y social, que hagan frente a los daños causados por la terrible crisis sanitaria que sufrimos. Una inversión que complementaría a la procedente del plan de recuperación para Europa (instrumento temporal denominado NextGenerationEU), dotado de 750.000 millones de euros y que los firmantes consideran insuficientes, pese a que supone el mayor paquete de estímulo jamás financiado.

La encabeza el economista francés Thomas Piketty, destacado por sus teorías sobre la economía de la desigualdad y la acumulación del capital. Está también firmado por 100 economistas europeos, entre los que se encuentran, Cristina Narbona (presidenta del PSOE), Nacho Álvarez (secretario de Estado de Derechos Sociales por Unidas Podemos), Jordi Sevilla (exministro de Administraciones Públicas con el PSOE y expresidente de Red Eléctrica Española) o Juan Torres López (catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla y destacado miembro del Consejo Científico de ATTAC España).

Algunos detractores más visibles de esta propuesta son Christine Lagarde, actual presidenta del BCE (y anteriormente del FMI), Miguel Sebastián (exministro de Industria, Turismo y Comercio con el PSOE), Luis Garicano (eurodiputado de Ciudadanos) o la actual ministra española de economía y vicepresidenta segunda del gobierno, Nadia Calviño, que más bien se ha pronunciado sobre la inoportunidad del debate. Pero también están en contra miembros de la Teoría Monetaria Moderna respaldada, por ejemplo, por la activista y congresista demócrata de los Estados Unidos, Alexandra Ocasio-Cortez.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí