El tiempo de trabajo y su importancia en el mundo actual

El tiempo de trabajo y su importancia en el mundo actual
Imagen | makc76 (123RF)
«Trabajar menos para que más gente tenga acceso al mercado laboral es un aspecto que necesitamos explorar con cierta urgencia», decía el papa Francisco a los movimientos populares. Precisamente, la Organización Internacional del Trabajo desde su fundación ha defendido la necesidad de regular la jornada laboral, como recuerda, Mari Luz Vega. El tiempo de trabajo se entiende hoy como un elemento fundamental para promover la igualdad.

El ser humano necesita gestionar su vida, sus tiempos y así poder equilibrar y realizar de forma adecuada las tareas y actividades que le son necesarias (física y espiritualmente).

El trabajo, elemento esencial de la vida de la persona, ya sea como medio de subsistencia o bien como forma de expresión de una necesidad de participar en la sociedad, necesita de un «tiempo» en el que desarrollarse y este puede, incluso, ser una parte sustancial y sustantiva de esa distribución que el ser humano debe equilibrar. Esto es evidente si consideramos que desde las primeras reglamentaciones del trabajo, su limitación temporal fue una de las consideraciones claves. El tiempo de trabajo ha sido tradicionalmente abordado desde la idea de limitar el tiempo de actividad máximo, así como sobre la necesidad de establecer descansos, lo que significa instituir «fronteras» a la duración de la jornada laboral.

Desde un punto de vista normativo1, el tiempo de trabajo se justifica esencialmente por razones de salud, considerando los efectos perniciosos de la fatiga y el exceso de trabajo sobre el cuerpo humano. De hecho numerosos estudios médicos prueban los efectos nocivos del esfuerzo intenso continuado y de la presión psicológica y el estrés2. El trabajo debe ser saludable y seguro3.

Igualmente, el exceso de horas de trabajo tiene importantes efectos económicos, por cuanto una mayor jornada aumenta riesgos (con costo económico) y reduce la productividad, ya que el ser humano tiene un momento de rendimiento óptimo ligado al tiempo trabajado, que sobrepasado, genera un rendimiento decreciente con impacto a medio y largo plazo.

En la actualidad, el problema del tiempo de trabajo va mucho más allá de la regulación de su limitación que, no obstante y por diversas razones, sigue siendo necesaria. Las nuevas formas de fragmentación-distribución de la actividad laboral, muy particularmente las que surgen de la economía de las plataformas (trabajo en varias plataformas simultáneamente y, a veces, en paralelo) son algunos de los temas nuevos que afectan el concepto mismo de jornada. A ellos se añade la necesidad de flexibilizar la prestación y el ejercicio profesional en función de nuevos sistemas productivos y tipos de relación laboral y, como consecuencia, la dificultad de conciliar vida personal y trabajo. Esta dificultad se combina con temas ya clásicos, pero no resueltos, como la igualdad de trato de los trabajadores a tiempo parcial o la cuestión de las horas de trabajo de los trabajadores de la económica informal.

El tiempo de trabajo es, por tanto, también, un elemento de inclusión o exclusión social. Es evidente que la precarización del empleo o el uso de formas temporales o a tiempo parcial como fórmulas de evasión de las obligaciones laborales, genera inestabilidad y desigualdades, reforzando la idea de que crear empleo «en general» no es sinónimo de elusión del riesgo de pobreza y exclusión. La igualdad absoluta en el trabajo es una ambición esencialmente nutrida por la idea de que el progreso social exige que unos métodos de trabajo cada vez más productivos libren a mujeres y hombres de unos horarios de trabajo prolongados y les permitan dedicar más tiempo a lo que ellos deseen4.

También puedes leer —  La OIT reclama una respuesta de política coherente para las plataformas digitales de trabajo

Desde esta perspectiva, la OIT ha asociado la necesidad del tiempo de trabajo a su concepto de trabajo decente5, estableciendo en la Declaración sobre la Justicia social del 2008 la necesidad de «adoptar y ampliar medidas de protección social –seguridad social y protección de los trabajadores– que sean sostenibles y estén adaptadas a las circunstancias nacionales, con inclusión de medidas en materia de salarios y ganancias y de horas y otras condiciones de trabajo, destinadas a garantizar a todos una justa distribución de los frutos del progreso»6.

Numerosos estudios médicos prueban
los efectos nocivos del esfuerzo
intenso continuado y de la presión
psicológica y el estrés

Por último, el uso de las tecnologías añade un plus a la dificultad de definir el concepto en el mundo actual. La jornada laboral a distancia, teletrabajo (dónde es difícil diferenciar entre vida privada y trabajo) o la presencial (el derecho a la desconexión y el trabajo después de la jornada a través de dispositivos móviles) son situaciones novedosas dónde los medios de control habituales y clásicos (por ejemplo, a través de la inspección de trabajo) resultan difíciles de aplicar. Sin embargo, es evidente que la tecnología permite regularizar el tiempo de trabajo en planta, ayudando en labores más pesadas o en épocas de demanda aumentada.

Es necesario, por tanto, hoy ir más allá del mero control y de la limitación del tiempo de trabajo, pues la complicación radica en la gestión y en la libertad de poder manejar el tiempo de la manera más conveniente, respetando ciertos límites necesarios. Por ello, la OIT señala7 que «los trabajadores necesitan mayor soberanía sobre su tiempo8. La capacidad de tener más opciones y de ejercer un mayor control sobre sus horas de trabajo mejorará su salud y su bienestar, así como el desempeño personal y empresarial. Los Gobiernos, los empleadores y los trabajadores deben invertir esfuerzos en elaborar acuerdos sobre la ordenación del tiempo de trabajo que permitan a los trabajadores elegir los horarios de trabajo, sujetos a las necesidades que tenga la empresa de una mayor flexibilidad».

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí

One thought on “El tiempo de trabajo y su importancia en el mundo actual

Comments are closed.

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?