Organizaciones sociales expresan su compromiso con las personas migrantes en una manifestación en Valencia

Organizaciones sociales expresan su compromiso con las personas migrantes en una manifestación en Valencia
Decenas de organizaciones sociales, sindicales y eclesiales se reúnen este domingo en Valencia para exigir el cumplimiento y garantía de los derechos de las personas migrantes, así como el cierre definitivo de los centros de internamiento de extranjeros (CIE)

La convocatoria, que ya cumple trece años y se realiza en vísperas del Día Internacional de las Personas Migrantes, reclama otra política migratoria que ponga en el centro a las personas. Volverá a recorrer las calles de Valencia con el lema “Somos vidas que cruzamos fronteras”. Acompañada de música y batucadas, la manifestación partirá, a las 11:30h, desde la Gran Vía Germanías, esquina con la calle Cádiz, y concluirá en la puerta del CIE, en la calle Zapadores, 48, de la ciudad.

El manifiesto consensuado por las organizaciones convocantes recuerdan a los gobiernos de la Unión Europea que las migraciones son resultado “de desajustes económicos, sociales, políticos y medioambientales causados por intervenciones, expolio y saqueo del Norte global a los países del Sur global”.

Las organizaciones, entre las que se incluye la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) diocesana, se reconocen a sí mismas como migrantes, seres humanos con derechos a una vida digna, libre circulación, salud, vivienda, trabajo y no discriminación.

“Derechos que son constantemente vulnerados por el Estado español. Y nos declaramos como personas que contribuimos y aportamos al desarrollo social, económico y cultural de España”, según denuncian. 

En este contexto, destacan seis escenarios relacionados con las personas migrantes. En primer lugar, la Iniciativa Legislativa Popular paralizada en el Congreso, que busca una regulación extraordinaria de 500.000 trabajadores migrantes en situación administrativa irregular, sobre la que piden extender este procedimiento “a todas las personas que viven en España”.

Un segundo escenario es la existencia de centros de internamiento para extranjeros, descritos como “cárceles para personas migrantes cuya situación administrativa no está regularizada operan como instituciones de represión”. Exigen el “cierre total, definitivo y permanente” de estos centros.

La tercera circunstancia que se subraya es la criminalización de las personas migrantes en las fronteras. El texto del manifiesto destaca que “migrar no es un delito” y no puede ser tratado como tal desde el punto de vista administrativo, político y legal. Las organizaciones vuelven a condenar “las matanzas perpetradas por el Estado español en Tarajal y Melilla”, exigiendo justicia y reparación del daño causado. Además, solicitan eliminar la gestión militarizada de fronteras, suprimiendo los acuerdos de externalización de las mismas y los contratos millonarios con empresas como FRONTEX.

También puedes leer —  Un interno del CIE de Valencia denuncia que cuatro policías le dieron una paliza al pedir asistencia

Un cuarto escenario es la llegada de personas migrantes a Canarias, una “crisis humanitaria” que debe ser abordada de manera “digna y humana”, no como pretexto para “reforzar políticas fronterizas que obliguen a las personas a embarcarse en rutas mortíferas”. En ese sentido, se demandan vías migratorias seguras.

Asimismo, advierten que la configuración actual del Pacto Europeo de Migraciones podría perpetuar la tercerización de fronteras, reduciendo los estándares de protección para los solicitantes de protección internacional y legitimando devoluciones exprés y en caliente. En definitiva, el acuerdo corre el riesgo de convertirse en “un mecanismo de perpetuación de la criminalización de las migraciones”.

Finalmente, las organizaciones convocante no son indiferentes a la situación que se está viviendo en Gaza. Tanto es así que subrayan la “responsabilidad directa” de la Unión Europea en “el genocidio perpetrado” por Israel contra la población palestina, exigiendo un alto el fuego definitivo, la supresión de la venta de armas a Israel “y que se juzguen sus crímenes como crímenes de lesa humanidad”.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?