Colmena laboriosa

Colmena laboriosa
Este poderoso virus ha venido a trastocarlo todo: vida social, económica, emocional,… incluso en ámbitos bien alejados del sanitario. Los daños colaterales nos llegan por todas partes. No a todo el mundo por igual, como es bien sabido.

Las grandes fortunas del conjunto del mundo incrementaron su riqueza en un 27,5% entre mayo y julio de este extraño 2020. Se diría que es un patrón, que las crisis tienen el feo vicio de debilitar a los débiles y fortalecer a los fuertes (ya me entienden: las crisis no hacen nada, las causas están en decisiones políticas, pero ese asunto no toca hoy). En España, tras la iniciada en 2008, el número de ricos creció casi un 37%, mientras que los pobres aumentaron casi un 10%, llegando a casi la quinta parte de la población.

Lo de «solo el pueblo salva al pueblo» debe ser verdad, porque una fiscalidad justa, que cumpla su función distributiva de la riqueza del país no parece que esté cerca

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo, introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí