La grandeza de saber recibir

La grandeza de saber recibir
Lucía y Juan prefieren guardar sus nombres reales en el anonimato, pero lo que no pueden esconder es su ser siempre familia cristiana y trabajadora, con tres hijos ya mayores de edad que continúan su senda de esfuerzo y honestidad.

Una oportunidad de trabajo para Juan les trajo a Ciudad Real hace ocho años y, al poco, Lucía, con el tesón que le caracteriza, consiguió lo propio haciendo valer su plurilingüismo, por las mañanas en una empresa comercial y por las tardes en una academia de idiomas.

Su fe y su compromiso le impedían quedarse ahí. Venía de participar en Cáritas, en la catequesis, en la asociación de Madres y Padres del colegio de sus hijos en su localidad de origen, y le faltó tiempo para integrarse en una parroquia y participar en la directiva de la AMPA del instituto de secundaria donde cursaban estudios sus dos hijos menores.

Juan siempre ha acompañado a Lucía en sus inquietudes, aunque él, por sus turnos y sus viajes de trabajo, no haya podido participar en los compromisos de Lucía o en otros personales.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí

One thought on “La grandeza de saber recibir

Comments are closed.